Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Documentación

  • 1

DECLARACIONES DE LA SANTA SEDE SOBRE GARABANDAL

La Congregación no emitió ninguna declaración.



La Congregación para la Doctrina de la Fe no emitió ni publicó ninguna declaración en su nombre, dirigida a todo el mundo católico, sobre los hechos de Garabandal. Nunca ha expresado pública ni oficialmente su opinión sobre estas apariciones contemporáneas en España. Eso sí, el Secretario de la Congregación ha enviado dos cartas a obispos de Santander y una más reciente al arzobispo Hannan de New Orleans. Pero, no son ni tienen la autoridad de declaraciones formales dirigidas al mundo católico en nombre y bajo caución de la Congregación.

Otro punto aún más importante es que en las cartas enviadas a las personas mencionadas, la Congregación nunca incluyó una declaración positiva expresando acuerdo con el juicio de los obispos de Santander. Estas cartas han alabado a los varios obispos de Santander por la prudencia y el celo pastoral que desplegaron en la gestión de las apariciones de Garabandal, pero no dieron explícito acuerdo al veredicto de los obispos de Santander, los cuales se negaron a admitir el origen divino de los hechos de Garabandal.

De hecho, en las cartas publicadas, por el Prefecto de la Congregación por la Doctrina de la Fe, hay declaraciones incontrovertibles de que Roma y la Congregación se han abstenido siempre de emitir juicio sobre la cuestión medular de Garabandal, a saber, el carácter sobrenatural u origen de las apariciones.

La primera carta está fechada el 7 de marzo de 1967 y dirigida al Obispo de Santander S. Exc. Mons. Vicente Puchol. La carta está firmada por el entonces Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe el Card. Ottaviani. En ella se afirma que la Congregación después de haber estudiado con detalle la información recibida al respecto “ha llegado a la conclusión de que esta cuestión había sido ya examinada minuciosamente y decidida por V. E. y que por tanto no hay razón para que esta Sagrada Congregación intervenga en ella”. En estas palabras de la carta del Card. Ottaviani se echa de ver que no se trata de una aprobación oficial, esto es, en la que la Sagrada Congregación comprometa directamente su autoridad sino de una simple aprobación o beneplácito de lo que el prelado santanderino ha resuelto.

Primera carta de la congregación de la fe al Obispo de Santander

Original en Latin



La segunda carta está fechada el 10 de marzo de 1969 y dirigida al obispo de Santander, S.E. el Muy Reverendo José M. Cirarda Lachiondo. El original está en latín, acompañado de una traducción en español. El párrafo pertinente reza:
“Como sabe S.E., hasta el presente esta Sagrada Congregación no ha querido tomar el lugar de esa autoridad (el Obispado de Santander) que tiene jurisdicción inicial para la investigación y el juicio sobre esta clase de asunto, y no ha querido tomar la gestión a su cargo. Por las cartas enviadas hasta ahora, solamente ha expresado su aprecio por la prudencia y el celo pastoral evidenciados por esa Curia (el Obispado de Santander) pero no ha emitido ningún juicio bajo la autoridad de la Santa Sede”.

Segunda carta de la Congregación de la fe al Obispo de Santander

Original en Latin



La tercera carta está fechada el 21 de abril de 1970 y dirigida al arzobispo de New Orleans, S.E. el Muy Reverendo Phillip M. Hannan. El original está en inglés con una traducción en español.
El párrafo pertinente de esta carta menciona “la nota del 10 de mayo de 1969” que fue un boletín sobre Garabandal publicado por un periodista norteamericano, fechado en el Vaticano, y que tuvo amplia difusión. Parte de ese boletín contenía una declaración, presentada como proveniente de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe. A esa declaración se refería el cardenal Seper, y a propósito de ella escribe al arzobispo Hannan: “Aunque esta Sagrada Congregación ciertamente coincide con el contenido de la nota del 10 de mayo de 1969 (como fue publicada en varios países, especialmente en Francia en ‘La Documentation Catholique’, 21 Sept. 1969, n.1547, p.821), debe aclarar que es inexacta la atribución de la parte de ese texto que trata de la falta de carácter sobrenatural de los hechos de Garabandal a la Sagrada Congregación, ya que ésta siempre cuidó de abstenerse de toda declaración en esta materia”.

Carta de la Congregación para la Doctrina de la Fe al Arzobispo de Nueva Orleans

Original en Inglés



Las primera y segunda cartas dicen que la Sagrada Congregación no ha emitido sobre Garabandal ningún juicio bajo la autoridad de la santa Sede. La tercera dice que la Sagrada Congregación siempre cuidó de abstenerse de toda declaración en la materia del carácter sobrenatural de los hechos en Garabandal.
Por tanto, La Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe ha guardado celosamente el silencio sobre su opinión acerca de los hechos de Garabandal. Aún el fuerte respaldo que ha otorgado a los obispos de Santander dista mucho de ser un dictamen sobre el carácter de esos hechos. Mientras no tome a su cargo la investigación, la Congregación no puede sino apoyar la labor del obispado – lo cual no presupone coincidencia con el Obispado en materia doctrinal.
Es interesante notar que la constante presión ejercida en esos años por el obispado de Santander sobre la Congregación a fin de obtener una declaración que permitiera cerrar el caso de Garabandal, presión documentada en la correspondencia – publicada – entre ambos organismos, nunca obtuvo ni del cardenal ni del Papa la declaración deseada.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.