Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Documentación

  • 1

andreuP. Jose Ramón María Andréu, S.J.

Parte III- TEMÁTICA DE LAS VISIONES


INFORME REPORTAJE POR PADRE RAMÓN MARÍA ANDRÉU, S.J.


CONVERSACIONES O DIÁLOGOS

Poseeemos largos fragmentos de algunos diálogos. En general, son de corte sencillo, con expresiones infantiles y que tienen el aspecto de un recorrer los acontecimientos del día o de los dias anteriores. A semejanza de lo que sucedió a Bernardita Soubirou, algunos de los que los oyen los toman a broma.
    
Es conveniente recordar que en los primeros y más extensos libros que escribieron sobre Lourdes, se dice que Bernardita  contaba a la aparición las incidencias del día  y que, hasta que supo quién era, respondía: “Sí, señorita”.

A lo largo de estos dialogos se ve el alma sumamente sencilla y transparente  de las niñas. A veces se les oyen expresiones como ésta: “Llévame a mí, aunque sea para ir y después bajar”.

Otras veces hay alusiones a sacrificos, pecados, los que no creen; con frecuencia piden curaciones y milagros para que la gente crea.

Lo normal es que sean de temas sencillos y que correspondan a vivencias del día.

CANTO DE SAN MIGUEL

Con frecuencia cantaban el canto de San Miguel:
San Miguel Arcangel
gran batallador
que en fiera pelea
a Luzbel venció.... etc

Quien como Dios
nadie como Dios.

Dicen las niñas que dice la Virgen que hagan en el Pinar una ermita a San Miguel. Esto se lo hemos oídos decir en estado de trance y  tambien en conversación normal.
El ángel es el primero que se apareció.

MEDALLAS  Y ROSARIOS

Lo corriente es ver a las niñas con rosarios, medallas y Cristos colgados al cuello. Son los que el público les da para que la Virgen los bese.

Desde un principio se notó la tendencia hacia los objetos religiosos bendecidos, así como rosarios, medallas y crucifijos.

Con motivo de dar a besar estos objetos a la Virgen, se han observado bastantes casos de hierognosis.

También se citan casos, la mayoría no se pueden comprobar, de favores y curaciones hechas, bien sea en el momento en que las niñas dan a besar determinados objetos religiosos, o que han obtenido al besar o rezar con rosarios anteriormente besados por la Virgen.

BESOS

Durante las visiones se ve a las niñas que besan algo. De sus gestos y por sus posteriores explicaciones, las niñas besan a la Virgen, al arcángel San Miguel y al Niño. También son besados por ellos. Al Niño lo toman a veces en sus brazos. El gesto de besar, ser besadas, tomar al Niño o las coronas, son completamente definidos.
No he visto, en todos los numerosos trances que he presenciado, una acción simultánea de besar dos niños o tres a la vez, sino sucesivamente.
Solo he visto hacerlo simultáneamente cuando el beso no era dado, sino lanzado de lejos o cuando el beso va dirigido a diferentes personas, v.gr. Virgen y Niño o Ángel.
Es frecuente que al terminar una visión las niñas o niña que termina, reciba un beso o dos en la cara y que ella de uno.

CORONAS

Es frecuente, sobre todo a partir de mediados del primer mes, que en sus trances las niñas reciban la corona de la Virgen y la del Niño. Se la deja y ellas se la ponen breves momentos. La de la Virgen les viene grande y la del Niño pequeña.

La descripción de la corona que dan las niñas y que concuerda con la manera de ponérsela, por los gestos que hacen es así: “Redonda pero abierta”. Al explicar como es, tiende a diadema, según se ha podido reconstruir. Todas las niñas la ven igual “redonda, brillante, con estrellucas y abierta”.

La corona del Niño es pequeña, lisa, redonda y abierta. También da la impresión de ser una especie de diadema. Las cuatro niñas la ven igual.

PIEDRAS

También ha sido frecuente como tema de las visiones de las niñas, el que corresponde a las piedras.
Se trata de piedras pequeñas, como del tamaño de un caramelo grande. Las recogen del suelo, en estado de trance, o las preparan de antemano. Se las dan a besar a la Virgen y después se las entregan a alguno como recuerdo, o como señal de perdón. Se ha visto, frecuentemente que la misma visión les ha pedido que busquen más piedras, pero ellas no las encontraban.
Es conveniente recordar aquí, entre las cosas que a primera vista parecen extrañas, cómo la Virgen mando a Bernardita Soubirou en Lourdes que tomase hierba y que se la llevase a la boca  y la masticase.
Tratandose de las piedras que las niñas de Garabandal daban a besar a la Virgen se han podido observar varios casos de Hierognosis que en su lugar se expondrán.




TEMAS DEL DÍA  

A semejanza de lo que ocurrió en Lourdes y Fátima, las niñas de Garabandal hablaban en sus visiones de las incidencias del día, especialmente de los temas que las impresionan más y sobre todo de los sacerdotes y religiosos que vienen.
Esta parte de los diálogos es lo que suele desilusionar más por el aspecto simple que a veces presenta. Téngase en cuenta lo que, a proposito de esto, dice un anónimo citado por Sauvé: “.... dicen cosas sublimes y cosas que no podemos comprender, por eso, son ora admiradas, ora menospreciadas y objeto de escándalo”.
En el caso de Bernardita Soubirou,  esta parte de los diálogos con la Virgen era la que provocaba risas y burlas en los que la escuchaban. De hecho parece significar una especie de manifestación de su alma y conciencia, con un lenguaje tan sencillo y elemental como el que emplean en sus conversaciones normales. Las frases y las palabras guardan todas las incorrecciones de su estilo pueblerino. A veces hacen un efecto ridículo y otras veces encantador.
Todos los temas van introducidos en forma de diálogo, del que solamente se capta la parte de las niñas, pero que se nota claramente que no son ellas, de ordinario, las que dirijen la conversación, sino que ellas son las dirijidas. A veces responden y otras veces preguntan.
De ordinario, todos los temas son o parecen conocidos de ellas anteriormente, salvo los casos en que , aludiendo a personas concretas, dicen que están fuera, o que se marcharon del pueblo, o que están durmiendo o diciendo la misa. La visión les corrije y les dice que no, y les manifiesta el sitio donde están de ordinario oyéndolas o cerca de las mismas niñas.

MILAGRO

Desde que D. Valentín (el párroco) les dijo a las niñas que pidieran a la Virgen un milagro, para poder tener una prueba y creer, a las niñas se las ha oído varias veces pedirlo a la Santísima Virgen.

Al principio la Virgen sonreía.Despues se ponía seria. De nuevo la Virgen sonreía, cuando le pedían una prueba o milagros para que la gente creyera.
Al decirle las niñas a la Virgen que muchos no creían, la Virgen sonreía y contestaba «Ya creerán»; ésto lo ha repetido la Virgen muchas veces.

Dicen que la Virgen les habla de que habría un milagro pero aún no saben más.

REZAR

Rara es la visión en que las niñas no recen el Rosario o la estación a Jesús Sacramentado. El rezo del rosario es con frecuencia cantando una decena o más.  Las niñas no cuentan nunca las Avemarías y jamás se equivocan. Ellas dicen que la Virgen les avisa para el «Gloria».
La Virgen al parecer reza con ellas la parte que le corresponde, a veces el Avemaría y a veces el Santamaría. Si alguna vez se traba alguna niña, dicen ellas que la Virgen mueve la cabeza  un poco, como corrigiendo pero lo hace sonriendo.
La fórmula que emplean normalmente es la que les enseñamos mi hermano Luis Mª y yo: «Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo, bendita eres entre las mujeres.... ». La estación al Santísimo la rezan con el «Viva Jesús Sacramentado».
También se santiguan muchas veces siempre que llegan a la Iglesia. A veces lo hacen mal y la visión les corrige hasta que lo hacen bien. En una ocasión les corrigió la manera de poner los dedos en forma de cruz para besarles al terminar de santiguarse. También se persignan. Es frecuente que lo hagan al momento de terminar la visión.
Este tema de rezar con la Virgen presenta analogías con Lourdes y Fátima, a la vez que parece poner de relieve la devoción al Rosario y al Santísimo Sacramento.

LOS VERSOS
En distintas ocasiones las niñas en estado de trance, han hecho versos. Generalmente corresponden a lo que en métrica se llaman colas. Van acompañados de música, es decir, que recitan los versos cantando. Hasta la fecha, han correspondido los versos a las rondas que hacían las niñas que estaban en trance a las casas de las que por no haber sido llamadas por la Virgen, estaban dormidas.
Algunos correspondían  a canciones como “Noche de paz”. Otros eran inéditos y solamente tenían sentido en el momento en que se decían. Recuerdo sólo tres de esas coplas aunque fueron más las que dijeron, pero no se pudieron escribir cuando se decían; además no todas se oían bien.
    
La noche en que comenzaba el día de la Asunción, quedó dormida en casa la menor de todas, Mari cruz. Las otras tres cantaron a a la vez, sin previo acuerdo, entre otras, las dos siguientes:

Levántate Mari Cruz
¿no hueles las azuzenas?
que te las trae la Virgen
para que seas buena.

Levántate Mari Cruz
que viene la Virgen buena
con un cestillo de flores
para la niña pequeña.

Otra noche, Lolita sola fue cantando a las otras tres. Solo pude captar la de Conchita:
Levantate niña Conchita
que la Virgen está aquí
con un ramito de flores
pa regalártelo a ti.

Nota: Observese la perfección en los acentos y cadencia
Vese a este respecto lo que se dice en Teología de la Perfección Crisstiana nº 6 y  en general en todo el capítulo. Reproduzco unas frases del libro:     
“Habilidad infusa para el ejercicio de las Artes, se dan multitud de ejemplos, asi v. Gr. Para la poesía, San Francisco de Asís, Tomás de Celano, Jacobo de Todi....” vamos a agrupar una serie de fenómenos místicos que sin ser propiamente visiones, locuciones ni revelaciones, se refieren también, de alguna manera, al conocimiento. Son ciertas aptitudes especiales que reciben las almas, de una manera sobrenatural o infusa en orden al ejercicio de las ciencias o de las artes...”
Esto puede suceder en estado de trance y fuera de este estado. Aquí sólo se ha dado en estado de trance.

GÉNERO DE LENGUAS

Un hecho que yo mismo presencié, ha dado lugar a que se diga que las niñas han hablado lenguas extranjeras en su estado de trance. La verdad no es esa exactamente, al menos, hasta el momento de escribir este capítulo.
Las niñas han dicho palabras de diversas lenguas. Las que yo he oído,  han sido las siguientes: “¡Ah, qué bien, enséñame francés...! ¿Qué dices?... Si, ouí, ouí... ¿Cómo es? ¿Comantalevu?... ¿tre bien e vu?... Merci.... qué o por qué como es? Ah, qua.... si como los patos qua, qua. ¿Como en latín?...Yo se latín Kirie elison, Christe eleison... ¿qué?, ¿que no es latín?  Ah, Christe audinos..... Domine labia mea aperies... sí, sí. Ahora no entiendo.... Ah, claro, si es alemán, ¿Gutennaj?... Tan Kesen..... y eso ¿qué es?... ¿Merci?.... es muy difícil, no entiendo... ¿Cómo? ... ¿Bigectesinen?

Aunque dijo alguna palabra más yo no las pude captar. En otra ocasión, otra de las niñas dijo: “Jaire  Maria Kejaritomene”. Este comienzo del Ave María en griego, así como algunas de las palabras anteriores, posiblemente todas, las habían oído o las podían haber oído entre el publico que acude a Garabandal.

Lo más interesante no es tanto lo que dijeran sino que se iban corrigiendo cuando lo decían mal, hasta llegar a una dicción y pronunciación bastante correcta.
La sensación era de que estaban oyendo las palabras una tras otra y que ellas las repetían.

NO TE VAIGAS

Es muy frecuente cuando están en estado de trance oír decir a las niñas esta frase: «No te vaigas ¿eh?». Así expresan su deseo de continuar en estado de trance, aunque a veces se les ha oído decir también: «Bueno, cuando usted quiera, pues se va». (Hablando con el P. Luis María Andreu, que según ellas está en el cielo).

Otras veces, en estado de trance, vuelven a la realidad por espacio de un minuto o de varios minutos y de nuevo entran en visión en una fracción de segundo.
Son interesantes las palabras de Santa Teresa, como expresión de este «no te vaigas» y de este entrar y salir brusco. «No osa bullirse ni suenearse, que de entre las manos le parece que se la ha de ir aquel bién, ni resolgar algunas veces no querría. No entiende la pobrecita alma que, pues ella por sí, no pudo nada para traer aquel bien, que, menos podrá detenerle más de lo que el Señor quisiere» (Vida, 15-1).

Es interesante leer todo el número (42, o 421) de Teología de la Perfección Cristiana del Padre Royo Marín 0.P:, del que aquí cito solamente algunas frases: «Nadie consigue ponerse en contemplar cuando le plazca».

Esto se ha observado muchas veces, en realidad siempre, en las niñas de Garabandal, que tienen que estar esperando, sin poder adelantar acontecimientos a pesar de sus grandes deseos fuera de dos ocasiones en que recibieron orden formal de hacerlo, una vez del señor párroco y  otra mía.

 «A veces se recibe de improviso (sin ninguna preparación previa) y otras veces no se recibe por mucho que el alma se prepare para ello».

He visto a las niñas, una vez recibida la tercera llamada, entrar en éxtasis, salir, volver a entrar, etc... sin aviso previo. O quedando en trance agarrando en sus manos los objetos que tenían, v. gr. una linterna, un vaso, el vestido o la mano de otra niña, dejando a medio terminar una palabra, etc.
Otras veces han estado esperando, recogidas, aisladas de todos, y la espera ha sido en vano. Se ve claramente que no está en ellas entrar o salir del estado de trance.
“Pero otras veces aparece y desparece bruscamente sin que el alma haya hecho absolutamente nada para provocarla o alejarle”.
«Nada hay más propicio para inspirar sentimientos de humildad. Porque el alma ve claramente que desempeña un papel muy secundario».
Es muy frecuente oírles respuestas llenas de humildad, cuando se les pregunta referente a esto: «No sé cuándo». «Donde Ella diga». Al preguntarlas: «¿Siempre vais a ver a la Virgen?», dicen: «No sabemos, o no sé». «¿La vais a ver mañana?». «No sé, o no sabemos».
Cuando afirman que la van a ver, es porque Ella se lo ha dicho, o han tenido llamada, o porque se ha despedido hasta mañana.

PEDAGOGÍA DE LA VIRGEN

Desde que comenzaron las visiones hasta la fecha del 25 de agosto, son varios los consejos y recomendaciones que las niñas han recibido. El orden en que se ponen no corresponde exactamente al cronológico, ya que no me es posible reconstruirlo y muchas de ellas se repiten con frecuencia.

1. Al principio, las niñas (cogíamos a correr) se escapaban del público que subía a verlas; dicen ellas que la Virgen les dijo que no huyesen, sino que, si las preguntaban algo que podían responder las cosas que ellas sabían, podían decirlo. Desde entonces ya no huyeron.
2- Otro consejo es «que seamos modosas». Ellas me lo interpretaban como que significaba que no debían ser vanidosas, vestirse con sencillez y ser humildes.
3- Dicen las niñas que la Virgen les repite mucho el consejo de que sean obedientes.
4- Les ha dado el consejo de hacer sacrificios. Ellas no sabían el significado de la palabra. Se lo preguntaban a los sacerdotes. Yo les tuve que dar la explicación.
5- Les infunde horror el pecado. A Conchita, estando extasiada, se le oyó decir: «Esos son pecados, quítamelo, no lo quiero ver» le dijo a la Virgen y lloró.
En otro éxtasis Mª Loli estuvo mucho rato, como veinticinco minutos sin decir nada, en actitud extática. Al final se vieron que le corrían las lágrimas por la cara al tiempo que exclamaba: «Misericordia, misericordia». Después comentaron que la Virgen les había dicho que lo que más ofende a Nuestro Señor es el pecado.
6- Piedad. Les invita a rezar mucho. Sobre todo el Rosario y la estación a Jesús Sacramentado. Cada día, además del Rosario que rezan con el pueblo, otros que rezan con la visión.
7- Con frecuencia se les oye preguntar en estado de trance, cosas como esta: “¿Cantar la canción “Esperanza” es pecado? Decir que no quiero comer, ¿es pecado? Etc... También preguntan: El que las mujeres fumen ¿es pecado?”
8- Al querer sacarse una señora una foto con una de las niñas, ésta se fue y dijo: “La Virgen no quiere que me retrate con las que llevan mucho escote”.
9- Llama la atención el trato sencillo y confiado que tienen las niñas con la Virgen.
10- Les enseña cantos religiosos.
11- Corrige cuando se santiguan mal, cuando la nueva fórmula del Señor mío Jesucristo.

EL  SECRETO
Una de las cosas que han excitado más la curiosidad del público es lo que se refire al “secreto”. Las niñas afirman las cosas siguientes:
1- Tienen un secreto que harán publico el día 18 de octubre de 1961. Es un secreto de la Virgen.
2- Hasta la fecha no se lo han dicho a nadie en su totalidad, aunque sí parcialmente, a lo que parece.
3- Tienen otro secreto, menor en extensión, que es el del árcangel San Miguel. Ese secreto lo dirán, si quieren, a partir del día 18 de octubre.
4- Tienen la obligación de decir el secreto de la Virgen pero el de San Miguel no tienen obligación de decirlo.
5- Parece que las niñas tienen otros tres secretos màs que deberán hacer publico uno cada año.
6- Parece ser que estos secretos, ellas no los conocen, pero que la Virgen se los irá manifestando oportunamente.
7- Se supone que el secreto será un mensaje aunque las niñas han hablado solo de secreto.

ASPECTOS EXTERNOS DE LOS DIÁLOGOS

Desde el día 2 de julio, día en que por primera vez habló  la visión, los diálogos han tenido lugar en las posturas siguientes: de rodillas, oscilando, andando, caídas al suelo, estando juntas las cuatro, solo tres, solo dos ó solo una.

Cuando varias niñas videntes están en trance juntas participan del mismo diálogo.  Responden simultáneamente con un “sí” o “no” o “por qué” o hacen una exclamación de alegría, miedo, etc... Se ve que corresponden a algo que oyen a la vez.
La voz representa varios tonos. Algunas veces casi no se les oye, otras se les oye con normalidad. La manera de hablar es de acuerdo con las palabras que ellas usan en su conversacion ordinaria, salvo raras excepciones. En casos de  oír alguna palabra que no concocen suelen pedir explicación a la visión. Ésta o les da la explicación o, como en la palabras “sacrificios”, les dice que lo pregunten a los sacerdotres.
Es muy frecuente oirles decir a la visión:
- “No te vaigas, ¿eh? No has estado más que un minutín”. Y luego, como expresión práctica del deseo de que no se vaya, cuentan incidencias del día, o de los días anteriores, como con afán de retener con sus infantiles narraciones a la visión. Pero nunca han mostrado enojo porque se haya acabado pronto.

En una ocasión dijo una de las niñas, en estado de trance, a otra: “Cuéntale chistes, tú que sabes, para que no se vaiga”.


   PARTE I   -   PARTE II   -   PARTE III   -   PARTE IV   -   PARTE V   -   PARTE VI   -   PARTE VII


Volver a informes