Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Para profundizar

  • 1

escondidos

Dijo Jesús: «Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos, y se las has revelado a los pequeños» (Mt. 11, 25).

Hay un hecho en Garabandal que puede dejar a los sabios y entendidos de este mundo perplejos, confusos y hasta escandalizados, pero que los pequeños y los que poseen la sabiduría de Dios saben interpretar.

Sobre una noche en la que el éxtasis se prolongó desde las 9 hasta las 7 de la mañana, nos cuenta Conchita: «Esa noche jugamos a “los tíos” -se trataba de un juego similar al escondite- con la Virgen. Nos escondíamos dos de nosotras y otras dos nos encontraban".

El "entendido del mundo", quizá, se preguntaría: “¿La Virgen va a jugar al escondite? ¡No puede ser!”. Esto se sale de sus esquemas y no son capaces de entrar en la manera de pensar del Cielo. Jesús mismo dijo "Dejad que los niños vengan a mí". Se complacía en aquellos que no buscaban cosas complicadas o extraordinarias, sino que, con fe sencilla y, sobre todo, con amor, acudían a Él con confianza. El P. José Luis Saavedra dice en su libro "Garabandal: Mensaje de esperanza": «Naturalmente, la Virgen no viene para entretenerse ni para entretenerlas a ellas. Si Ella desciende, es para elevar». Así todas las cosas que parecen ser poco serías, cosas que desconcertaban a los "sabios y entendidos de este mundo", resultan ser, en cambio, los elementos de una pedagogía a lo divino que quiere enseñar algo más allá que simplemente un juego.
La Virgen buscaba adoctrinar y preparar sus corazones para las pruebas y tareas venideras. De las cosas más sencillas, la Virgen toma sus lecciones para formar el espíritu de las niñas y para animarlas a entregarse plenamente. Un ejemplo de esto lo encontramos en la última aparición en la que la Virgen descubrió a Conchita masticando chicle y le preguntó: "Conchita, ¿por qué no dejas tu chicle y lo ofreces como un sacrificio por la gloria de mi Hijo?". Pero en esta entrega nos las deja solas, y les promete: "Pon todo de tu parte, y nosotros te ayudaremos".

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.