Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Para profundizar

  • 1

sencillos

Tras estudiar a las pequeñas desde diversos puntos de vista, numerosos expertos coinciden en que las niñas eran "sencillas y normales". Así lo afirmó, por ejemplo, el Dr. Jerónimo Domínguez, después de haber entrevistado a las niñas personalmente.

En su "informe médico sobre las videntes de Garabandal", el Dr. Puncernau se detiene especialmente en la mayor, Conchita, de la que hace esta descripción:
"Encantadora, bonita y pícara en el buen sentido de la palabra. Con un inteligente y fino sentido de humor. Buena sin mojigaterías ni ñoñerías. Completamente normal. Bromista y simpática, de una corrección exquisita, con todo lo que pudiera significar el más leve asomo de impureza… Nunca observé en ella ni el más leve asomo de picardía malsana… Hacíamos, por ejemplo, campeonatos para ver quién era más alto. Los dos hacíamos trampa, poniéndonos disimuladamente de puntillas… Esta era la mejor forma de conocer a la chiquilla, más que haciéndoles exámenes y test, aunque también los hice. Lo mismo podría decir de Jacinta, Mari Loli y Mari Cruz".

En Dr. Celestino Ortiz González, pediatra de Santander, hizo un estudio que fue considerado como uno de los más relevantes del tiempo de las apariciones. Pasó dos meses de trabajo directo durante los fenómenos. Estas son sus conclusiones:
1 - "Desde el punto de vista pediátrico y psiquiátrico, las cuatro niñas han sido siempre y siguen siendo normales.
2 - Los éxtasis en los cuales hemos visto a estas niñas no pueden entrar en el cuadro de ninguna de las categorías de patología fisiológica o psíquica conocidas actualmente.
3 - Dado el largo tiempo durante el cual se han producido estos fenómenos, si hubiesen tenido un carácter patológico, de cualquier tipo que sea, habríamos podido discernir fácilmente los signos.
4 - En la psicología infantil, tanto normal como patológica, no encuentro ninguna explicación que pueda presentar como hechos naturales fenómenos que, según todos los conocimientos de que disponemos, escapan a las realidades naturales".

La conclusión del Dr. Ortiz está de acuerdo con la de tantos otros médicos que afirman positivamente la salud de las niñas.

El Dr. Puncernau detalla en su informe la gran cantidad de test a que sometió a Conchita, y como conclusión escribe: "Todo ello no puede considerarse en absoluto un juego de niñas. En fin, la historicidad médica de los hechos de Garabandal, de la que hay abundantes testimonios gráficos, es incontrovertible". Incontrovertible quiere decir que no admite duda ni disputa. Es decir, que, a juicio de la Medicina, los éxtasis de Garabandal aparecen como auténticos.

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.