Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Para profundizar

  • 1

non constat

Una nueva luz sobre el veredicto diocesano

Para alguien que desconozca las expresiones que emplea la Iglesia al valorar un posible caso de apariciones, las palabras que se encuentran en la segunda nota de Mons. Fernández (lo que podríamos considerar como el primer veredicto diocesano) pueden llevar a entender que él afirma la no sobrenaturalidad de los hechos que tuvieron lugar en San Sebastián de Garabandal. Sin embargo, no es así. El entonces Administrador Apostólico de Santander usa la expresión "non constat" (no consta).

La Iglesia tiene tres expresiones para dar un juicio sobre estos temas:
- "Constat de supernaturalitate": aprobación (se confirma el origen sobrenatural de los hechos)
- "Constat de non supernaturalitate": rechazo (se confirma el origen no sobrenatural)
- "Non constar de supernaturalitate": duda (no se confirma el origen sobrenatural, pero tampoco el no sobrenatural)

La expresión que usa el Mons. Fernández en su nota oficial es la tercera, que, si bien puede parecer negativa en su forma, lo que expresa es una duda de la Comisión que no alcanza una conclusión mayoritaria. No dice ni "sí" ni "no", es decir, no hubo un rechazo concreto de los hechos, sino, simplemente, no se pudo confirmar que los hechos fueran sobrenaturales. No se pudo declarar la veracidad de los hechos, pero tampoco se pudo desmentir. Este juicio no impide que la sobrenaturalidad pueda ser constatada en un segundo momento, es decir, no es un caso cerrado. La misma expresión, "non constat", la usó también el obispo Eugenio Beitia Aldazábal, el cual añadió: "Nunca he cerrado mi carpeta sobre este asunto", e incluso constató: "No hemos encontrado materia de censura eclesiástica condenatoria, ni en la doctrina ni en las recomendaciones espirituales que se han divulgado en esta ocasión", como queriendo decir que, aunque no se pudiera esclarecer la cuestión de la sobrenaturalidad, en lo que concernía a los mensajes y a la doctrina no había nada meritorio de condena. Este es el juicio eclesiástico que ha permanecido hasta el presente.

Para cualquier persona que investigue los hechos de Garabandal o que tenga dudas sobre ello, este juicio constituye una pequeña luz. Muchas veces, por desconocimiento de los términos, podemos tomar posiciones concretas que no tomaríamos si nuestro conocimiento fuera pleno.

Como conclusión, podemos decir que, si bien es cierto que Garabandal no está aprobado oficialmente por la Iglesia Católica, tampoco ha sido condenado por ella, y debemos pedir al Señor que dé luz para que, un día, se clarifique la veracidad de los hechos de Garabandal.

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.