Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Fiestas marianas

  • 1

dulce

La celebración de la memoria del Santo Nombre de María, o del "Dulce Nombre de María", tuvo lugar por primera vez en 1513, en la ciudad española de Cuenca. Desde allí se extendió a toda España y, en 1683, el Papa Inocencio XI lo admitió en la Iglesia de occidente.

El nombre de María es santo y lleno de dulzura, alegra e inspira amor, da fortaleza, consuela. Dice Ricardo de San Lorenzo: "Del tesoro de la divinidad salió el nombre de María. Para San Antonio de Padua, el nombre de María era "alegría para el corazón, miel en los labios y melodía para el oído de sus devotos".  Contemplando María, San Bernardo exclamó: "¡Oh, excelsa, oh, piadosa, oh, digna de toda alabanza, Santísima Virgen María, tu nombre es tan dulce y amable que no se puede nombrar sin que el que lo nombra no se inflame de amor a ti y a Dios, y solo con pensar en él, los que te aman se sienten más consolados y más inflamados en ansias de amarte".

Dios nos ha regalado un nombre que podemos invocar y es dulce en los labios: María. A través de su intercesión nos llegan las gracias, ella es medianera de todas las gracias. Este nombre, junto al de Jesús, es el que debemos tener impreso en nuestro corazón y siempre en nuestros labios, en el dolor, en la alegría, en todo momento: María.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.