• Mes de mayo

    Mes de mayo

  • 1

 

Día 27

Del himno “Akáthistos” a la Madre de Dios:


"Salve, levantas de honda ignorancia;
Salve, nos llenas de ciencia superna.
Salve, navío del que ama salvarse;
Salve, oh puerto en el mar de la vida.
Salve, ¡Virgen y Esposa!".


De los santos:


 "Hay que acostumbrarse a acudir a Nuestro Señor Jesucristo por medio de María, por su intercesión y su crédito para con Él, de suerte que nunca nos hallemos solos cuando vayamos a pedirle" (San Luis María Grignion de Montfort).

Para meditar:


En muchas ocasiones, Jesús nos dijo que pidiéramos en su nombre, y que todo lo que pidiéramos en su nombre se nos concedería. Pero tenemos que pedir con fe. Piensa cuántas veces te falta la fe cuando oras al Señor. Examina el porqué de ello. A veces pedimos, pero no creemos que el Señor puede realmente concedérnoslo. ¿Por qué dudamos? Considera cómo muchas veces eres como Pedro, que salió con mucho ánimo de la barca, pero, cuando se levantó el viento, dudó y se hundió. No tengas miedo. Igual que Jesús no dejó que Pedro se hundiera, sino que lo cogió y lo trajo hacia Él a la tierra firme; tampoco dejará que tú te hundas. Simplemente te mirará y te dirá "¿Por qué has dudado?", invitándote a confiar de nuevo totalmente en Él.


Propósito:


Repite durante el día la jaculatoria: "Jesús, confío en ti. María, enséñame a creer".

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.