Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Pensamientos marianos

  • 1

Pensamiento mariano para el mes de febrero

"Creo que no hay otro nombre, fuera del de Jesús, tan rebosante de gracia, esperanza y suavidad para los que lo invocan. Estoy convencido con San Buenaventura de que vuestro nombre no se puede pronunciar sin fruto espiritual. Tengo por cierto que, como revelasteis a Santa Brígida, no hay en el mundo alma tan fría en su amor, ni tan alejada de Dios, que no se vea libre del demonio si invoca vuestro santo nombre" (del credo mariano escrito por San Gabriel de la Dolorosa).

San Gabriel de la Dolorosa nació en Asís (Italia) en el año 1838. Fue bautizado con el nombre de Francesco. Era el décimo de 13 hermanos. Su padre trabajaba como juez de la ciudad. Su madre murió cuando él tenía tan solo 4 años de edad; fue su padre quien lo educó en la fe. La educación que recibió de su padre le hizo ir dominando su carácter fuerte, formándolo en un carácter dócil. En su juventud, su lectura favorita eran las novelas, pero descubría que aunque en el momento le producían emoción y agrado leerlas, después dejaban en su alma una profunda tristeza y un gran vacío. Francesco ingresó en la congregación de los Pasionistas a los 17 años. Su vida se convirtió en una constante búsqueda de la perfección en las cosas pequeñas. Destacaba por su oración, caridad con los pobres, amor al prójimo, exacta observancia y deseo constante de mortificarse. Él mismo cuenta su cambio y su causa a un amigo en una carta: “Mi buen colega: si quieres mantener tu alma libre de pecado y sin la esclavitud de las pasiones y de las malas costumbres, tienes que huir siempre de la lectura de novelas y del asistir a teatros donde se dan representaciones mundanas. Mucho cuidado con las reuniones donde hay licor y con las fiestas donde hay sensualidad, y huye siempre de toda lectura que pueda hacer daño a tu alma. Yo creo que si yo hubiera permanecido en el mundo no habría conseguido la salvación de mi alma. ¿Dirás que me divertí bastante? Pues de todo ello no me queda sino amargura, remordimiento, temor y hastío. Perdóname si te di algún mal ejemplo y pídele a Dios que me perdone también a mí”. Cuando llevaba apenas 4 años en la congregación, aparecieron los primeros síntomas de la tuberculosis. Llevó con admirable paciencia y alegría esta enfermedad quele impedía continuar con los deberes de la vida comunitaria. La enfermedad le llevó a la muerte, el 27 de febrero de 1862. Poco después de su muerte empezaron a conseguirse milagros por su intercesión y, en 1926, el Sumo Pontífice lo declaró santo y lo nombró patrono de los jóvenes laicos que se dedican al apostolado.


mozarabe

Texto litúrgico del rito Hispano-Mozárabe

«Padre ingénito y supremo, que acumulaste tantos y tan grandes dones sobre la gloriosa virgen María, enriqueciéndola por tu palabra con el mensaje del ángel, fecundándola de modo inmaculado por tu Espíritu, cubriéndola con tu sombra divinamente poderosa, instruyéndola con el límpido manantial de tu ciencia de cómo había de dar a luz al Salvador. Siendo por tu voluntad virgen antes del parto, después del parto permanece virgen por tu poder; a tu mandato responde su limpia castidad, es un milagro tuyo su virginidad inmaculada. Por su favor vuelve tu rostro a nuestra indigencia, arráncanos de nuestras frivolidades y líbranos de nuestras tendencias viciosas».
 

Leer más...


sainte vierge

Palabras de la Virgen a Sta. Catalina Labouré

«Este globo que ves [a los pies de la Virgen] representa el mundo entero, especialmente Francia y cada alma en particular. Estos rayos simbolizan las gracias que yo derramo sobre los que las piden. Las perlas que no emiten rayos son las gracias de las almas que no piden».
 

Leer más...


bartolo

Beato Bartolo Longo

«Como dos amigos que se frecuentan suelen parecerse también en las costumbres, así nosotros, si conversamos familiarmente con Jesús y la Virgen, al meditar los misterios del rosario y formando juntos una misma vida de comunión, podemos llegar a ser, en la medida de nuestra pequeñez, parecidos a ellos y aprender de estos eminentes ejemplos el vivir humilde, pobre, escondido, paciente y perfecto».
 

Leer más...


s ildefonso

San Ildefonso de Toledo

«Por esto yo soy tu siervo, porque mi Señor es tu Hijo. Por eso tú eres mi Señora, porque eres esclava de mi Señor. Por esto yo soy esclavo de la esclava de mi Señor, porque tú, mi Señora, has sido hecha Madre de mi Señor. Por esto yo he sido hecho tu esclavo, porque tú has sido hecha Madre de mi Hacedor».
 

Leer más...


s maravillas

Sta. Maravillas de Jesús

«He tomado a la Virgen Santísima por Madre de un modo especial, y Ella es la encargada también de prepararme, protegerme y ampararme. ¡Qué buena es esta dulcísima Madre!».
 

Leer más...


b carlos

Beato Charles de Foucauld

«Mi buena Madre, Madre del Perpetuo Socorro, tú, a quien me he confiado y consagrado hace ya algunos años, y que tan bien me has socorrido y tan fiel me has guardado y conducido, mi buena Madre, estréchame junto a ti. Yo me pongo en tus manos como un pequeño. Me abandono a ti como un niño en mantillas. ¡Guárdame, guarda mi corazón! Haz que en esta noche, en este día y siempre, yo y todos los que Jesús quiere ver junto a sí, podamos compartir sin cesar tu amor, tu mirada, tu adoración de nuestro Señor».
 

Leer más...


s lucia

La Virgen de Fátima

En su segunda aparición en Fátima, la Virgen dijo a Sor Lucía:
«Y tú, ¿sufres mucho? No desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios» (Palabras de la Virgen a Sor Lucía en Fátima, en la segunda aparición, el 13 de junio de 1917).
 

Leer más...


s buenaventura

San Buenaventura

«No temen tanto los soldados un copioso ejército de enemigos como teme el poder del infierno al oír el nombre de María».

Leer más...

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.