Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Pensamientos marianos

  • 1

Pensamiento mariano para el mes de enero

«Si Pedro ha sido proclamado bienaventurado, ¿no llamaremos bienaventurada entre todos a la Virgen que ha dado a luz a Aquel a quien Pedro ha confesado? Si San Pablo es llamado vaso de elección porque ha llevado el nombre de Cristo por toda la tierra, ¿qué vaso es, pues, la Madre de Dios, que lo llevó en su seno?» (San Basilio).

San Basilio fue Padre de la Iglesia y un gran obispo. Es admirado tanto por la Iglesia de Oriente como la de Occidente por su santidad de vida y por la excelencia de su doctrina. Nació alrededor del año 330 en Cesarea, Capadocia, en Asia Menor. Estudió en Atenas y Constantinopla con los mejores maestros pero muy pronto se cansó de éxitos mundanos y se arrepintió de haber perdido tiempo en las vanidades. Él mismo dice: «Un día, como despertando de un sueño profundo, me dirigí a la admirable luz de la verdad del Evangelio… y lloré sobre mi miserable vida». Se sintió atraído por Cristo y comenzó a mirar y a escucharle solo a Él. Se dedicó a la vida monástica en la oración, en la meditación de las Sagradas Escrituras y en el ejercicio de la caridad. Desarrolló una actividad pastoral intensa y entregada. Fue uno de los obispos que lucharon contra la herejía arriana. Agotado por el trabajo incansable y la enfermedad murió el 1 enero del año 379.

La Virgen de Fátima

En su segunda aparición en Fátima, la Virgen dijo a Sor Lucía:
«Y tú, ¿sufres mucho? No desanimes. Yo nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios» (Palabras de la Virgen a Sor Lucía en Fátima, en la segunda aparición, el 13 de junio de 1917).

s lucia

Lucía nació el 22 de marzo de 1907 en Aljustrel, una aldea de Fátima (Portugal). Cuando vio por primera vez a la Virgen en Cova da Iría, contaba con 10 años de edad. Entró con las hermanas Doroteas en 1921, pero más tarde, en el año 1948, por designio de Dios, entró como carmelita descalza en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra.
La Virgen había dicho que Francisco y Jacinta irían al cielo pronto, pero que Lucía debía quedarse en la tierra para propagar sus mensajes. Y así lo hizo hasta su muerte, que tuvo lugar el 13 de febrero de 2005. Su causa de beatificación está introducida. Nos ha dejado varios escritos sobre las apariciones en forma de "memorias". Entre los escritos, se encuentra este precioso pasaje que habla del rosario: «La Santísima Virgen, en estos últimos tiempos en que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del santo rosario. De tal manera que ahora no hay ningún problema, por más difícil que sea, sea temporal o sobre todo espiritual, que se refiera a la vida personal de cada uno de nosotros, de nuestras familias (…) o a la vida de los pueblos y naciones (…) que no podamos resolver con el rezo del santo rosario».

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.