• Pensamientos marianos

  • 1

Pensamiento mariano para el mes de enero

«María es como la estrella de la mañana en medio de la oscuridad de las nubes, y el curso de su vida brilló como resplandece la luna en la plenitud de su luz. Como el sol, envía también ella fúlgidos resplandores» (San Antonio de Padua).

Beato Charles de Foucauld

«Mi buena Madre, Madre del Perpetuo Socorro, tú, a quien me he confiado y consagrado hace ya algunos años, y que tan bien me has socorrido y tan fiel me has guardado y conducido, mi buena Madre, estréchame junto a ti. Yo me pongo en tus manos como un pequeño. Me abandono a ti como un niño en mantillas. ¡Guárdame, guarda mi corazón! Haz que en esta noche, en este día y siempre, yo y todos los que Jesús quiere ver junto a sí, podamos compartir sin cesar tu amor, tu mirada, tu adoración de nuestro Señor».

 

b carlos

Lucía nació el 22 de marzo de 1907 en Aljustrel, una aldea de Fátima (Portugal). Cuando vio por primera vez a la Virgen en Cova da Iría, contaba con 10 años de edad. Entró con las hermanas Doroteas en 1921, pero más tarde, en el año 1948, por designio de Dios, entró como carmelita descalza en el Carmelo de Santa Teresa de Coimbra.
La Virgen había dicho que Francisco y Jacinta irían al cielo pronto, pero que Lucía debía quedarse en la tierra para propagar sus mensajes. Y así lo hizo hasta su muerte, que tuvo lugar el 13 de febrero de 2005. Su causa de beatificación está introducida. Nos ha dejado varios escritos sobre las apariciones en forma de "memorias". Entre los escritos, se encuentra este precioso pasaje que habla del rosario: «La Santísima Virgen, en estos últimos tiempos en que estamos viviendo, ha dado una nueva eficacia al rezo del santo rosario. De tal manera que ahora no hay ningún problema, por más difícil que sea, sea temporal o sobre todo espiritual, que se refiera a la vida personal de cada uno de nosotros, de nuestras familias (…) o a la vida de los pueblos y naciones (…) que no podamos resolver con el rezo del santo rosario».

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.