• Pensamientos marianos

  • 1

Pensamiento mariano para el mes de enero

«Este globo que ves [a los pies de la Virgen] representa el mundo entero, especialmente Francia y cada alma en particular. Estos rayos simbolizan las gracias que yo derramo sobre los que las piden. Las perlas que no emiten rayos son las gracias de las almas que no piden» (Palabras de la Virgen a Sta. Catalina Labouré).

San Francisco de Asís

«Dios te salve, María, Madre de Dios. En ti está y estuvo toda la plenitud de la gracia y todo bien».

san francisco

San Francisco nació en Asís (Italia), en el año 1182. Durante su juventud, llevó una vida disipada y, atraído por la caballería, se hizo soldado. Después de una batalla entre Asís y Perugia, fue encarcelado un año, durante el cual padeció una grave enfermedad que le llevó a decidir cambiar su forma de vida. Se encontró con el Señor y, dejándolo todo, decidió seguirlo en pobreza de vida. Ejerció la caridad entre leprosos y comenzó a trabajar en la restauración de una iglesia derruida. Este trabajo comenzó después de tener una visión en la que el crucifijo de la iglesia en ruinas le pidió que reparase su casa. Su padre lo desheredó y Francisco prefirió renunciar a su lujosa ropa y a su vida antes que dejar a Cristo. En 1208, escuchó la llamada a salir del mundo, a no poseer nada y a hacer el bien en todas partes (cf. Mt. 10, 5-14). A su vuelta a Asís, comenzó a predicar. Reunió a doce discípulos, que se convertirían en los primeros hermanos de la orden. Llevó una vida llena de amor al Señor y a la pobreza, viajó a Tierra Santa, deseó ser mártir, inició la tradición de los belenes navideños, recibió las marcas de la crucifixión de Cristo, escribió el "Cántico de las criaturas". Era, además, un gran devoto de la Virgen María, a la que pedía en sus fervorosas oraciones que fuera una "abogada" para él. San Francisco murió el 3 de octubre de 1226. Fue canonizado el 16 de julio de 1228.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.