Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Pensamientos marianos

  • 1

Pensamiento mariano para el mes de febrero

«No le bastó a Dios entregarnos a su Hijo en una Cruz, sino que además nos dejó a María. Honrando a la Virgen, amaremos más a Jesús; poniéndonos bajo su manto comprenderemos mejor la misericordia divina. ¡Qué grande es Dios, qué dulce es María!» (San Rafael Arnáiz).

San Rafael Arnáiz Barón nació el 9 de abril de 1911, en Burgos (España). Estudió en el colegio de los padres jesuitas, donde recibió la primera comunión en 1919. Desde pequeño mostró gran sensibilidad por las cosas de Dios. En 1922, tras haberse recuperado del primer brote de una enfermedad que marcaría toda su vida, su padre, que atribuyó la curación a una intervención especial de la Santísima Virgen, lo llevó en agradecimiento a Zaragoza, donde lo consagró a la Virgen del Pilar. Según pasaban los años, crecía en muchas cualidades, como la amistad, y también crecía en su vida cristiana. Dios puso en su corazón un deseo de consagrarse en la vida monástica. Tras haber tomado contacto con la Trapa de monjes cistercienses de San Isidro de Dueñas, se sintió fuertemente atraído, porque veía que correspondía a sus deseos íntimos. Ingresó allí el 15 de enero de 1934. Tuvo que abandonar tres veces el monasterio a causa de la enfermedad con la que Dios quiso probarlo misteriosamente: la diabetes sacarina. Cada vez volvía con más anhelos de generosidad y fidelidad, que se vieron colmados cuando el 26 de abril, con solo 27 años de edad, entregó su alma a Dios. Fue declarado beato por el Papa Juan Pablo II en 1992 y canonizado el 11 de octubre de 2009.


sta faustina

San Juan Pablo II

«Dios habla a los hombres a través de esa belleza única llamada María, Madre de Dios y Madre Nuestra».

sta faustina

San Bernardo

«Si Ella te tiende la mano, no te puedes hundir. Bajo su manto nada hay que temer. ¡Bajo su guía no habrá cansancio y, con su favor, llegarás felizmente al puerto de la Patria Celestial!».

san alberto

San Alberto Hurtado, S.J.

«Es la hora del triunfo de Cristo por María».

sta faustina

Santa Teresa de Calcuta

«A María, Nuestra Madre, le demostramos nuestro amor trabajando por su Hijo Jesús, con Él y para Él».

sta faustina

Santa Teresa Benedicta de la Cruz

«En la Sagrada Escritura encontramos pocas palabras de la Virgen, pero son como granos de oro puro: si los fundimos con el fuego de una amorosa contemplación, serán suficientes para irradiar sobre toda nuestra vida el esplendor luminoso de la virtudes de María».

sta faustina

San Pio de Pietrelcina

«Cuando se pasa ante una imagen de la Virgen, hay que decir: "Te saludo, María. Saluda a Jesús de mi parte».

sta faustina

S. Josemaría Escrivá de Balaguer

«¿Cuántas manifestaciones de devocación a la Virgen tengo durante la jornada de la mañana a la noche?».

 

 

 

 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.