• Anécdotas

    del tiempo de las apariciones
  • 1

 

anillo

«Un día María Dolores (Mari Loli) subió al primer piso donde tenía muchas veces las apariciones. Su padre Ceferino les tenía dicho que cuando bajaran al Bar o a la planta baja aflojaran la «bombilla», puesto que no funcionaba el interruptor; Loli en éxtasis agarró la bombilla y no la soltaba.

Los presentes creíamos que si estaba mucho tiempo con la bombilla asida a la mano se quemaría. Su madre decía: «Por Dios, que se va a quemar la mano».

Tratamos de que soltara la bombilla, lo que no se podía lograr; o se rompería la bombilla y se haría daño. Entonces se llamó a Mari Cruz, que no estaba en éxtasis, se acercó, y con gran facilidad hizo que soltara la bombilla y se bajó al bar».

(De los recuerdos del Brigada Juan Álvarez Seco)

 

 


 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.