• Anécdotas

    del tiempo de las apariciones
  • 1

«Este ya está besado»

«Este ya está besado»

medalla escapulario

Francisco García Bañuelos es nieto de don Vitoriano, que fue, tiempo antes de las apariciones, el maestro de la escuela de San Sebastián de Garabandal. En el año 1961, Francisco vivía en Santander y tenía diecisiete años.

Las primeras noticias de lo que estaba pasando en el pueblo de sus padres las recibió estando en el Hospital de Valdecilla, donde pasó todo el verano ingresado a consecuencia de un accidente.

 

Leer más...

“Ellos dicen una cosa y nosotros vemos otra”

“Ellos dicen una cosa y nosotros vemos otra”

ellos dicen

Los “mozos” hablaban entre ellos sin acabar de comprender los porqués de la tormenta desatada alrededor de lo que estaba pasando en su pueblo. David recuerda que entre ellos decían: “Pero, ¿cómo es posible que digan esto los periódicos? Y, además, la gente que dice que sabe, ¿qué entiende?”. Hasta que un día, uno de los mozos preguntó: “¿Qué será más importante? ¿Lo que vemos nosotros con nuestros ojos o lo que dice o escribe esta gente?”.

 

Leer más...

La doble prueba de Sarín

La doble prueba de Sarín

sarin

David Toribio era uno de los mozos que custodiaban a las niñas en el famoso “cuadro” de la Calleja e impedían que la avalancha de gente las arrollase. Fue testigo de éxtasis inolvidables, que relata con toda precisión gracias a su prodigiosa memoria.

Un día, hace no mucho, David se encontró con Sarín, una vecina de Cosío. Cosío es el pueblo más cercano a Garabandal, abajo en el valle. Cosío era también lugar de paso obligado para todos los peregrinos. Allí moría la carretera y de allí arrancaba el sendero que conducía -por la falda del “Jormazu”- hasta San Sebastián de Garabandal.

Apenas se intercambiaron algunos saludos, Sarín le preguntó: “¡Ay, Davizuco, ¿te acuerdas de lo que pasó en el pueblo en el año 61?”. David respondió: “Claro que me acuerdo”.

Leer más...

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.