• Anécdotas

    del tiempo de las apariciones
  • 1

¿Un garabato?

¿Un garabato?

garabato

María José Juliani tiene alrededor de ochenta y cinco años, pero es alegre y dicharachera como si tuviera un tercio de los años que tiene. Hace unos días estuvo de nuevo en San Sebastián de Garabandal. No había vuelto desde su primera visita, hace ya cincuenta y cinco años, en el mes de agosto de 1961.
María José llegó a Garabandal de la mano de uno de sus hermanos, que, impresionado por lo que había allí, llevaba todo el mes de agosto viviendo en la aldea. Llegó por el camino de entonces, poco más que un sendero con algunos repechos que solo los vehículos todoterrenos podían remontar. Y pasó allí cuatro días que nunca ha podido olvidar.

Leer más...

¿No quieren besarlo?

“¿No quieren besarlo?”

cruz besar

Durante los éxtasis, las videntes llevaban siempre un crucifijo que ofrecían a los presentes. Alargaban la mano a quien la Virgen les iba indicando y, así, los fieles podían besarlo. Aquí les ofrecemos la historia de lo que pasó la noche del 17 al 18 septiembre de 1961, en una de estas ocasiones.

 

 

Leer más...

¡Lloré emocionado y pedí a Dios perdón!

“¡Lloré emocionado y pedí a Dios perdón!”

llore

El Doctor José de la Vega pide a Dios una prueba para creer.

Dice D. José:

Medio pueblo y todos los forasteros, incluidos los niños, la seguíamos alucinados. Acabábamos de verla en su modesta cocina campesina donde charlaba con nosotros medio dormida -por la hora, las cuatro de la mañana- entrar bruscamente en éxtasis cayendo de rodillas sin quemarse, sobre las calientes piedras del hogar encendido.

 

Leer más...

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.