• Anécdotas

    del tiempo de las apariciones
  • 1

¡Lloré emocionado y pedí a Dios perdón!

“¡Lloré emocionado y pedí a Dios perdón!”

llore

El Doctor José de la Vega pide a Dios una prueba para creer.

Dice D. José:

Medio pueblo y todos los forasteros, incluidos los niños, la seguíamos alucinados. Acabábamos de verla en su modesta cocina campesina donde charlaba con nosotros medio dormida -por la hora, las cuatro de la mañana- entrar bruscamente en éxtasis cayendo de rodillas sin quemarse, sobre las calientes piedras del hogar encendido.

 

Leer más...

“Me entró una tembladera…”

“Me entró una tembladera…”

celina

A Celina Ruiz Cuenca le contó su familia lo que estaba pasando en su pueblo. En aquel momento, Celina era una joven madre de familia que ya no vivía en San Sebastián de Garabandal, aunque, con la frecuencia que podía, subía a la pequeña aldea a pasar algunos días con su madre. Pero Celina no se creía las historias que le iban llegando. ¿Cómo se lo iba a creer? Conocía a esas niñas desde antes de que nacieran… ¿Cómo iba a ser verdad que estuvieran viendo a un ángel e incluso a la Virgen Santísima?…

Leer más...

“Yo vi la comunión entera”

“Yo vi la comunión entera”

josefina

Josefina Cuenca tenía ya 91 años cuando yo la conocí. La recuerdo sentada en su sillón, prácticamente ciega y casi inválida, pero muy bien cuidada y atendida por su hija menor. Al entrar en la habitación, su hija se acercó a su oído y le dijo con voz fuerte: “Mamá, han venido a verte para que les cuentes de las apariciones, si quieres”.

Leer más...

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.