RSS

“¡Lloré emocionado y pedí a Dios perdón!”

llore

El Doctor José de la Vega pide a Dios una prueba para creer.

Dice D. José:

Medio pueblo y todos los forasteros, incluidos los niños, la seguíamos alucinados. Acabábamos de verla en su modesta cocina campesina donde charlaba con nosotros medio dormida -por la hora, las cuatro de la mañana- entrar bruscamente en éxtasis cayendo de rodillas sin quemarse, sobre las calientes piedras del hogar encendido.

 

El 8 de septiembre, la Iglesia celebra la fiesta litúrgica de la Natividad de la Santísima Virgen María.

“Me entró una tembladera…”

celina

A Celina Ruiz Cuenca le contó su familia lo que estaba pasando en su pueblo. En aquel momento, Celina era una joven madre de familia que ya no vivía en San Sebastián de Garabandal, aunque, con la frecuencia que podía, subía a la pequeña aldea a pasar algunos días con su madre. Pero Celina no se creía las historias que le iban llegando. ¿Cómo se lo iba a creer? Conocía a esas niñas desde antes de que nacieran… ¿Cómo iba a ser verdad que estuvieran viendo a un ángel e incluso a la Virgen Santísima?…

Una peregrinación es un viaje a un santuario o lugar sagrado.

No pienses que los mensajes de Garabandal solo son para los que estaban allí en el momento y ahora tienen de 60 años para arriba, o que los mensajes valen para otros, pero "no para mí". Estos mensajes, aunque la Virgen los dio cuando tú ni siquiera no habías nacido, valen para todos y hablan a todos.

En realidad, el contenido de los mensajes de Garabandal no es nada "nuevo". Se podría resumir en la frase evangélica: "Convertíos y creed en el Evangelio". La Virgen nos invita a la conversión, a que nos reconozcamos pecadores, a que tengamos fe y confianza… ¿Es eso algo extraordinario o nuevo? Realmente, no. Pero, como buena Madre que es, viene a recordárnoslo. Ella es como una madre que cuida de su hijo y, aunque se lo tenga que repetir mil veces, sigue diciéndole a su hijo que no meta sus dedos en el enchufe, porque se va a electrocutar y puede morir. ¿Acaso diríamos a esta madre que avisa a su hijo que, por favor, deje de hacerlo? ¿Le diríamos que no queremos escucharla o que venga en otro momento, porque ahora no nos interesa? ¿Acaso aconsejaríamos al hijo no escuchar el aviso de su madre? Entonces, ¿cómo es que a María, Nuestra Madre del Cielo, no le hacemos caso, estando en juego no ya la vida del cuerpo, sino la del alma?

Piénsalo: ¿Es tanto lo que te pide? Pues, no. Y, además, es para tu bien.

Lee de nuevo los mensajes, cópialos en un papel para recordarlo de vez en cuando y pregúntate: ¿Estoy viviendo lo que Nuestra Madre quiere? Si la respuesta es sí, sigue adelante, si es no, no te desanimes y vuelve a empezar, confiando en Ella. Lo que dijo a Conchita en la última aparición también te lo dice a ti: "Pon todo de tu parte y nosotros te ayudaremos".

Leer los mensajes

Cuando Conchita habla de la primera aparición de la Virgen Santísima en Garabandal dice que era como si su madre hubiera estado ausente durante un viaje y acabara de volver. "Le contamos muchas cosas… Era como una madre que hace mucho que no la ve su hija y le cuenta todo. Con mayor razón nosotras, que no la habíamos visto nunca. Y, además, ¡era nuestra Madre del Cielo!" (Diario de Conchita).

“Yo vi la comunión entera”

josefina

Josefina Cuenca tenía ya 91 años cuando yo la conocí. La recuerdo sentada en su sillón, prácticamente ciega y casi inválida, pero muy bien cuidada y atendida por su hija menor. Al entrar en la habitación, su hija se acercó a su oído y le dijo con voz fuerte: “Mamá, han venido a verte para que les cuentes de las apariciones, si quieres”.

Tres forasteros desconcertados

forasteros

David Toribio era uno de los mozos que protegían a las niñas cuando comenzaron las apariciones en San Sebastián de Garabandal. Hace unos días me hizo reflexionar sobre algo en lo que –reconozco– nunca había caído en la cuenta, y es en lo mucho que ayudaron los vecinos de Cosío a los innumerables peregrinos que cada día subían hasta Garabandal. David dice que algún día habría que hacerles un homenaje a todos esos hombres y mujeres que, sin llamar la atención, tanto facilitaron a los forasteros la “aventura” de llegar al pueblo de las apariciones.

María y Jesús son inseparables. Los Corazones de Jesus y de María son inseparables. María nos lleva a Jesús y Jesús nos da a María: "He ahí a tu madre". Nos la da como madre. Nos da su corazón de madre.

Sentí que había sido escuchada

escuchada

Celina Ruiz Cuenca no vivía ya en San Sebastián de Garabandal cuando comenzaron las apariciones. Hacía tres años que se había casado y se había trasladado a vivir a los Corrales de Buelna, un pueblo de Cantabria, distante actualmente poco más de una hora de Garabandal. Pero, en los años sesenta, ni las carreteras eran las de ahora, ni lo eran los medios de comunicación, por lo que no podía subir al pueblo con la facilidad con que se accede ahora. Con todo, procuraba pasar en casa de su madre todo le tiempo que podía, y aprovechaba los días de estancia allí para seguir lo más de cerca posible las apariciones.

Pronto vendrá el "Aviso". Sí, lo sabemos. Pero no debemos fijar tanto nuestra atención ni gastar tantas energías en pretender adivinar los tiempos de Dios y de Nuestra Madre. Preocupémonos más bien de examinar nuestro corazón y ver qué hay en él que todavía necesite convertirse.

¿Qué más milagro le piden a la Virgen?

milagro

Llegó, como siempre, con la cabeza totalmente echada hacia atrás, caminando por el prado lleno de gente sin tropezarse. Sin verla realmente, se paró delante de la señora que estaba junto a Consuelo. La mujer contuvo la respiración emocionada. Conchita echó la mano hacia las medallas, tomó una, la sacó sin dificultad de su cuello, sin que se enredase con las muchas más que llevaba colgadas.

Subcategorías

¿Qué hacer?
Aconsejamos visitar
Lugares religiosos

Durante su estancia en San Sebastián de Garabandal, puede visitar otros lugares religiosos de la provincia de Cantabria. Aquí le indicamos algunos.

Ver otros lugares de interés

Otros lugares de interés

Durante su estancia en San Sebastián de Garabandal, puede visitar algunos lugares interesantes de la provincia de Cantabria, como la Cueva y el territorio de "El Soplao", en la zona occidental (Comarca Saja-Nansa), y el Capricho de Gaudí, en Comillas.

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.