Download Free Templates http://bigtheme.net/ Websites Templates
  • Espiritualidad

  • 1

inmaculado

En Garabandal las niñas dicen que la Virgen les habló de un «milagro muy grande». El P. Pesquera en su libro escribe: «Será mucho más grande, mucho más fuerte que lo de Fátima [el milagro solar]… causará tal impresión, que nadie de cuantos lo vean, podrán marcharse con dudas. Convendría que todo el mundo estuviese presente, pues no habría seguramente castigo, ya que todos creerían». Ciertamente la Virgen prometió que sería muy grande. Escribió Conchita en su diario que «el milagro es también inmensamente grande como el mundo lo necesita». Pero antes del milagro, otro acontecimiento ha sido anunciado: el aviso.

Verse como Dios te ve

El aviso será una particular gracia que Dios dará al alma de cada uno de verse como Él le ve. Será un momento en que nos encontraremos solos ante Dios y nuestra conciencia. Tal como explican el aviso las niñas recuerda en algo a la experiencia que tuvo sta. Teresa de Jesús cuando el Señor le mostró el lugar que merecía en el infierno por sus pecados. Lejos de ser una experiencia que le apartara de Dios, fue una gracia dolorosa que ella reconoce como «una de las mayores mercedes que el Señor me ha hecho, porque me ha aprovechado mucho». En Garabandal, como dirá Conchita, el aviso aunque será como un castigo por lo que hará sufrir, no tiene como finalidad el temor.

«Dios nos lo manda para purificarnos, para hacernos ver el milagro con el cual nos muestra claramente el amor que nos tiene y por eso el deseo de que cumplamos el mensaje».
«Vendrá muy bien para los que no se desesperan pues será para nuestra santificación».
(Del diario de Conchita)

Las mismas videntes dicen que no saben cuándo vendrá este aviso pero que ciertamente vendrá. Puesto que su finalidad no es el temor, tampoco hemos de temer este momento, sino preparar el corazón. Son tiempos de abrir el corazón a Dios, de examinarnos con sinceridad, de buscar y aprovechar todas las oportunidades de conversión. Somos pobres, pero el Señor es rico y desea compartir e infundirnos en nosotros su amor y concedernos su perdón. Hemos de suplicar misericordia por nosotros y por el mundo entero.

Revisando mi vida

Con todo esto en mente es hora de que revisemos nuestra vida. No esperemos al día del aviso. Adelantamos el aviso poniéndonos delante de Dios, pidiendo el Espíritu Santo, para vernos en Él. El examen de conciencia cada día ayuda a ir arrancando estos pecados veniales, vicios y defectos voluntarios que se quedan allí aún después de nuestra conversión. La vida entera es una conversión constante hacia Dios. No nos damos cuenta muchas veces pero se van metiendo pequeñas infidelidades en el alma que hacen que se oscurezcan partes de ella.
El Señor es luz, Él quiere llenar nuestro corazón, para ello nos llama a la fidelidad. ¡Cuántos ídolos levantamos en nuestro corazón! Nuestro yo, un objeto, una carrera, una meta, una moda, un dios que no es el Dios verdadero. Esto ofende gravemente a Dios, pues el primer mandamiento dice que no tengamos otros dioses fuera de Él. Debemos examinar con sinceridad nuestro corazón y preguntarnos, ¿hay algo o alguien que pongo por encima de Aquel que debe reinar en mi corazón?

Ella nos ayudará

No olvidemos cómo se presentó la Virgen en Garabandal, «Yo, vuestra Madre». Como buena Madre que es Ella está a nuestro lado, está con nosotros y si nosotros estamos con Ella no tenemos nada que temer. Acudamos en estos tiempos a Ella con confianza. Recemos el Rosario, elevemos cantos, súplicas, miradas llenas de amor a la más dulce de las Madres, María.

María, tú que no abandonas a tus hijos, ayúdanos, sosténnos, llévanos a la Verdad que es tu Hijo Divino. Amén

 

 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.